Idioma
Español | Inglés
Entrevista

“La innovación es el camino a la sostenibilidad”

Entrevista con Ramiro Márquez Ramírez · Gerente General
¿Cómo define la visión del METRO respecto a la innovación, el desarrollo y la investigación (I+D+i)?

Nuestro METRO se ha propuesto ser una organización de categoría mundial, líder en el servicio de transporte y con participación adecuada en negocios conexos. Para alcanzar estas metas hemos elegido el camino de la innovación permanente y en todos los procesos corporativos. La adopción de distintas tecnologías de transporte que conforman un sistema integrado, la ampliación de la línea férrea y la actualización de equipos de seguridad y control, realizadas con personal 100% METRO; la alianza con cientos de proveedores locales, representados en ACOPI; con 11 universidades del país y con entidades del Estado, como Colciencias, son una prueba de cómo ejecutamos esa visión a través de la I+D+i.

En el 2030 seremos una organización de categoría mundial, líder en el servicio de transporte público, con participación adecuada en empresas y negocios asociados, que genera cultura ciudadana y rentabilidad social y financiera, que le permita crecer y contribuir al desarrollo METROpolitano, regional y nacional. Somos una empresa pública dedicada al transporte de pasajeros y negocios conexos, con un talento humano competente y comprometido, que presta un excelente servicio y genera Cultura METRO, para contribuir a la calidad de vida de la comunidad. Todas nuestras acciones están encaminadas a aportar a los “Objetivos del Milenio”, con el propósito de contribuir a la declaración del objetivo número 7, que pone énfasis en “garantizar la sostenibilidad del medioambiente”, incorporando los principios del desarrollo sostenible en nuestras políticas y programas.

¿De qué manera esta perspectiva se alinea con el concepto de movilidad sostenible del METRO y con su promesa de valor de ‘Mejorar la calidad de vida’?

El principio rector de movilidad sostenible, que aplicamos a todos nuestros procesos y proyectos, implica varios frentes: energías limpias, inclusión social, seguridad vial, visión a largo plazo e integración del territorio y de las diferentes tecnologías disponibles. Con ese compromiso generamos “Calidad de Vida”. Para lograrlo es necesario innovar permanentemente en procesos. Un ejemplo es la adecuación de la infraestructura para brindar accesibilidad universal; allí también debemos innovar, diseñando maneras ingeniosas de facilitar la autonomía de todos los ciudadanos, a pesar de que tengan alguna limitación o discapacidad. Estas acciones nos permiten afrontar retos de una forma preventiva y correctiva, adelantando posibles riesgos y resolviendo de forma sostenible los retos que diariamente afrontamos para movilizar la ciudad.

¿Cuál es el valor de las alianzas intersectoriales frente a la visión de I+D+i?

El principal valor de las alianzas es la posibilidad de apropiar conocimiento y generar desarrollo. Hoy, nuestro METRO es la única empresa con amplio conocimiento sobre los sistemas integrados de movilidad, tecnologías férreas y de cable aéreo, entre otros. Incluso, estamos innovando nuevamente con la construcción de un tranvía. Ese conocimiento se multiplica e impacta todos los sectores de la economía, gracias a las alianzas con nuestros proveedores, con los centros científicos y de investigación y desarrollo tecnológico de las universidades, con las entidades del Estado encargadas de gestionar y regular la movilidad en el país. De esta forma se generan economías de escala y se crea riqueza que beneficia a todo el país. Nuestro conocimiento permea cada vez más las universidades, y con ello garantizamos su permanencia a través de los años venideros.

¿Cómo mediante la sustitución de importaciones y homologación de productos se responde de manera asertiva a la obsolescencia y dependencia tecnológica?

Uno de los principales retos de la Empresa fue superar la dependencia tecnológica que implica un sistema tan complejo como el METRO y los cables. Rápidamente buscamos desarrollar, en conjunto con los proveedores locales y universidades, alianzas que nos permitieran homologar, y sustituir con calidad y respetando los estándares internacionales de fabricación y operación, muchos de los elementos que carecían de línea de producción original y que requeríamos para prestar un servicio confiable y seguro. Hoy esa labor está hecha y se ha convertido en un proceso permanente, que nos garantiza el no caer nuevamente en dicha dependencia. En los últimos 10 años hemos invertido más de $10.000 millones en investigaciones, y obtuvimos ahorros por $16.000 millones, gracias a la sustitución de importaciones de 386 elementos.

¿Cuáles son los impactos de esta estrategia del METRO en términos de I+D+i frente a la industria local y nacional?

En el METRO estamos seguros de que, como gran empresa, tenemos un gran impacto en varios frentes, como la economía nacional, a través de la industria, el medioambiente, la sociedad y los proveedores, entre otros: primero, por la relación comercial que entablamos con nuestros proveedores y aliados como empresa tractora del emprendimiento, del empleo profesional, de la sostenibilidad económica de ellos y del desarrollo industrial especializado. Trabajamos con ellos de forma conjunta y compartiendo nuestra Política de Gestión Integral, en la que nos obligamos a contar con proveedores que suministren productos y servicios con calidad, y que estén comprometidos con el medioambiente, la seguridad y la salud ocupacional, y la seguridad de la información. Gracias a esa relación podemos impactar positivamente la innovación en beneficio nuestro y de la industria. Por otro lado, como entidad pública somos referente para otras entidades, e impactamos con el ejemplo de nuestra exitosa gestión. No en pocos escenarios académicos somos recibidos con los brazos abiertos, para compartir nuestra experiencia y políticas de actuación. Somos hoy referencia para otros sistemas de transporte masivo, que ven en la innovación una herramienta para sobrevivir tecnológicamente.

¿Qué definiría usted como los principales logros en materia social, ambiental y económica de la apropiación e implementación diaria de I+D+i en la actividad del METRO?

La innovación en nuestro METRO tiene un sentido: la sostenibilidad de la Empresa y la mejora permanente de los procesos asociados con nuestra misión. Esta última no se refiere solo a transportar pasajeros hasta sus destinos, sino a la posibilidad de hacerlo brindándoles un valor agregado, llamado “Cultura METRO”, y mejorando su calidad de vida. Todas esas acciones generan no solo un impacto económico, en términos de ahorro de tiempo y dinero en el transporte, aumentando la productividad y ofreciendo atributos como rapidez y seguridad; también generan valor social y ambiental, gracias a la relación permanente con las comunidades para resolver sus necesidades y la implementación de tecnologías limpias, que benefician la salud y reducen la accidentalidad. Todos esos logros los estamos midiendo y controlando con un indicador de valor económico, social y ambiental, que resulta ser una verdadera innovación, ya que ninguna empresa de transporte cuenta con un indicador similar.

¿Cuáles han sido los aprendizajes más relevantes de esta labor?

Que la innovación es el camino a la sostenibilidad. Que el conocimiento se construye conjuntamente. Que invertir en investigación, en desarrollo y en innovación es productivo. Que las empresas deben aliarse con el Estado, las universidades y los empresarios para hacer el camino más expedito. Que los retos son siempre oportunidades y que en Colombia contamos con un personal altamente calificado, capaz de desarrollar conocimiento y tecnologías cumpliendo con todos los lineamientos y estándares internacionales.

¿Cuáles son los principales retos que deberá enfrentar la Empresa en los próximos años, en términos de I+D+i?

Mantener la misma senda, que no se puede abandonar. Seguir estudiando y aprendiendo de la operación del sistema de buses articulados y del tranvía. Seguir mejorando la operación del METRO y sus cables aéreos; estar al tanto del cambio de tecnologías en nuestros sistemas de transporte e incorporarlo en nuestra operación, y actualizar permanentemente a nuestros funcionarios. En resumen, seguir creciendo de forma sostenible y con proyección centenaria.

¿Cómo visualiza al país en unos años, en materia de transporte público masivo?

Indiscutiblemente mucho mejor de lo que está hoy. El país viene haciendo avances de tiempo atrás, pero lo que realmente se requiere y debe hacerse desde el Gobierno Nacional, es la implementación legal y real de una política de movilidad, según la cual prevalezca el interés de la mayoría, las obras de infraestructura se ejecuten con criterio de movilidad y conectividad entre las regiones y exista un compromiso con la inversión por parte del Estado central y los gobiernos locales, lo que nos permitirá seguir siendo líderes en América Latina, como hasta ahora lo ha sido en la operación y selección de sistemas de transporte, de acuerdo con las características de cada región.

El METRO, por su parte, seguirá comprometido con su Plan Maestro, Confianza en el Futuro 2006 – 2030 y consecuentemente con la aplicación del principio de la Movilidad Sostenible para que muchas más regiones aprendan de nuestra experiencia.

¿Qué representa que el METRO sea valorado como un punto de referencia a nivel nacional e internacional, en lo que a sistemas de transporte multimodal se refiere?

Que nuestra idea de trabajar por la movilidad sostenible, sin apostar por una única tecnología de transporte, sino por la integración de las que están disponibles de forma inteligente y ordenada, nos demuestra que estamos haciendo las cosas bien hechas y que tenemos mucho para compartir.