Idioma
Español | Inglés
Opinión

La importancia de la I+D+i y de la relación Universidad-Empresa-Estado en empresas como el METRO

Algunos autores, como Carlota Pérez, nos plantean cómo estamos asistiendo al inicio de una nueva revolución tecnológica, enmarcada en la ruta de la sociedad y la economía del conocimiento. Es así como este, el conocimiento, está marcando el norte del proceso de desarrollo y búsqueda de bienestar y equidad para la sociedad del hoy y del mañana. Hoy tenemos el inmenso reto de aprovechar un mayor y más rápido acceso a la información, que nos permiten las tecnologías de la información, o quedarnos rezagados en el proceso de desarrollo, por la baja inserción del conocimiento como factor fundamental para resolver los problemas que enfrentamos en los distintos órdenes de nuestra sociedad.

El METRO de Medellín ha sabido entender la importancia del conocimiento, de la I+D+i como elemento fundamental para resolver problemas de su operación y generar bienestar para sus usuarios, a través de trabajos conjuntos realizados con grupos de investigación de universidades y centros de investigación y desarrollo tecnológico, como han sido los trabajos de un sistema portátil de diagnóstico, la modelación geométrica y dinámica del vehículo de pasajeros y el desarrollo de su prototipo, estudios y diagnósticos de la interfase rueda-riel y el sistema de suspensión, desarrollos en el diseño de las sillas, entre otros. Esto ha resultado tanto en patentes como en publicaciones de artículos, planteándose como un referente en la relación Universidad -Empresa-Estado, donde, con el concurso de los tres vértices de esta triada, se han logrado soluciones a problemas reales de la sociedad, y donde todos nos hemos beneficiado con un mejor servicio, con unos mejores costos, con el crecimiento de una capacidad de generación de conocimiento y de un modelo de relacionamiento para una relación gana-gana-gana.

Este ha sido un proceso de permanente construcción, con perseverancia y visión, pues implica una construcción de cultura, que como tal no se logra de un día para otro, y en el cual seguramente se han tenido altibajos, pero donde la visión a largo plazo ha sido un importante dinamizador para superar las dificultades a corto plazo, y donde también los resultados van marcando hitos que ratifican que la ruta de la inserción del conocimiento es un elemento generador de soluciones.

En Colciencias hemos impulsado la I+D+i y la relación Universidad-Empresa-Estado, por medio de instrumentos como cofinanciación, que ha beneficiado a más de 2.500 empresas en el país, y cuya evaluación de impacto, que adelantó el BID en el año 20102, nos muestra que en promedio las empresas beneficiaras con este instrumento han tenido ganancias en productividad laboral, en promedio, de un 15%, y aumentan en forma reiterada su inversión en innovación a niveles del 2,5% de sus ventas. Esto se constituye en un claro aporte que hace la I+D+i a la productividad y a la competitividad de las empresas colombianas, gracias a la relación Universidad-Empresa-Estado, y que está evolucionando para producir patentes y otros elementos de propiedad industrial e intelectual, como lo ha hecho el METRO en algunos de sus proyectos.

La invitación que extendemos desde Colciencias, como cabeza del sector y como coordinador del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, es a que miremos al conocimiento, y a su correcta utilización e inserción, como alternativa de construcción de ventaja competitiva sostenible, de generación de valor agregado y de diferenciación para las empresas, y de desarrollo y crecimiento sostenible para el país.

El METRO de Medellín ha sabido entender la importancia del conocimiento, de la I+D+i como elemento fundamental para resolver problemas de su operación y generar bienestar para sus usuarios.